Comida y vida

Artículos y recetas

11 alimentos que se estropean en el frigorífico

Nos gusta tratar a la nevera como un refugio seguro donde guardar nuestros alimentos y que se conserven de la mejor manera, pero hay ciertos alimentos que nunca se deben conservar en el frigorífico. ¿Sabes cuales son?

Realmente, si los conservas en frío, no les causarás ningún daño, sin embargo si que pueden sufrir daños en su textura y sabor, cambiando la percepción que tenemos de ellos.

11 alimentos que se estropean en el frigorífico

Para evitar eliminar el sabor original de estos alimentos, tienes que saber cuales son, para poder guardarlos a temperatura ambiente, donde se conservarán más frescos.

Los melones enteros

El frío puede reducir el número de antioxidantes de los melones sin abrir. Un estudio ha encontrado que los melones a temperatura ambiente, desarrollan casi el doble de los niveles de compuestos como el beta-caroteno (que promueve la salud de la piel y la vista) que los melones refrigerados.

El aire frío impide el crecimiento de estos antioxidante que se producen después de la cosecha. Eso sí, tendrás que refrigerar el melón partido en rodajas para evitar el crecimiento bacteriano.

Albahaca

Si esta planta tropical se almacena por debajo de 5 grados centígrados, se pone negra rápidamente. La puedes conservar en la encimera, en un lugar que no le de el sol. Llena un vaso con agua y sumerge los tallos, como si fueran unas flores.

Patatas

Las bajas temperaturas convierten el almidón de las patatas en azúcar. Esto da como resultado una textura arenosa y un sabor ligeramente dulce. Por eso, lo mejor es guardar las patatas en una bolsa en la despensa, en un lugar oscuro ya que la luz del sol hace que la clorofila se acumule, cambiando el color de las patatas en verde y a veces su sabor a amargo.

Cebollas

Necesitan que el aire circule para mantenerse frescas. Guarda las cebollas enteras en una bolsa de papel perforada en la despensa. Pero no las pongas cerca de las patatas ya que las cebollas emiten gases, y la humedad puede estropear las patatas. Sólo refrigérala cuando la piques.

Tomates

El aire frío altera los tomates, ralentizando las enzimas que contribuyen a su sabor fresco. Almacena los tomates enteros en la encimera para conservar su delicioso sabor.

Café

Ni en grano ni molido, el café nunca debe almacenarse dentro del frigorífico. El problema del café, es que es una esponja con los olores a su alrededor, por lo que si se coloca en la nevera, el café comenzará a absorber cualquier olor que haya en tu nevera y no tendrá sabor a café.

Plátanos

Las temperaturas frías tienden a ralentizar el proceso de maduración de los plátanos. Por lo tanto, si colocas un plátano verde en la nevera, va a permanecer verde durante un tiempo increíblemente largo. Por otro lado, si tienes plátanos maduros, pero no te los vas a comer ahora, ponlos en la nevera. La piel puede volverse negra o marrón, pero la fruta en el interior seguirá siendo perfecta.

La miel

La miel no se estropea, puedes guardarla durante 1000 años que la encontrarás como el primer día. Pero si la pones en la nevera, se incrementará la velocidad de la cristalización del azúcar que la convierte en una masa incomible.

Aguacate

Muchas veces, cuando compramos un aguacate, está duro como una piedra y necesita madurar un tiempo. Poner el aguacate en la nevera detiene completamente la maduración.

Pan

Las temperaturas bajas hacen que el pan se vuelva rancio más rápidamente.

Hierbas frescas

A menos que estén en un recipiente hermético, no se debe refrigerar las hierbas aromáticas. Las hierbas frescas son como el café, absorben los olores a su alrededor, haciendo imposible que vuelvan a su sabor original.

Tomar estas pequeñas medidas cautelares para entender cual es el mejor almacenamiento de ciertos alimentos, no sólo reducirá el tener que tirarlos por que saben mal o están en mal estado, también te ahorrará dinero.